El Personal Branding Manifesto

El personal branding manifesto

Lo que no es personal branding.

Hoy en día, bajo el término Personal Branding, parece que se cuela de todo: Conducta inapropiada, contenidos vacios, bichos raros y mucho más. Así tuve el impulso de escribir un “manifesto” indicando lo que “no es” personal branding. Simplemente para intentar aclarar el concepto, despejando la mente de errores y falsos mitos.

1. El personal branding non es una moda.
Las modas pasan, son muy temporales. La voluntad de gestionar y potenciar tu marca queda.
Porqué la marca eres tú. Tu eres ese conjunto de conocimiento, competencias, intereses y valores que solemos definir como “brand (o marca) personal”. Puedes dejarlo a un lado, ignorarlo. Pero es parte de ti. Es la expresión de tu esencia y siempre te acompañará. Te guste o no.


2. El personal branding non es rapido.
Para consolidar tu marca necesitas tiempo. Mucho tiempo. Uno, dos, quizás tres años antes de empezar a ver resultados. “Paciencia” tendrá que ser tu segundo nombre.


3. El personal branding non es improvisación.
Necesitas una estrategia. Un método. Trazar una ruta en la cual no puedes y no debes improvisar nada.


4. El personal branding non es “estar en las redes sociales”.
Facebook, LinkedIn, Twitter, Instagram solo son (poderosas) herramientas para amplificar lo que quieres comunicar. Trátalos para lo que son sin abusar de sus poderes.


5. Il personal branding non es “vanity metrics”.
El número de tus follower, de los like, de los comentarios y de los compartidos son valores interesantes para medir tu actividad en las redes sociales. Han de interpretarse exclusivamente para entender como están aportando valor a tu brand awareness. Si te centras solo en ellos, dejándote seducir por la cantidad más que por la calidad de tu audiencia, has perdido el rumbo. Podemos decir que ya no estás haciendo personal branding, sino “vanity branding”.


6. El personal branding no se hace solo online.
Las redes sociales, los blog, las páginas web, los videos son herramientas útiles para difundir tu mensaje. Pero tú marca siempre tiene que enfrentarse con la vida real. Utilizas esos medios para entrar en contacto con una gran cantidad de personas interesadas y recuerda que, al final, el objetivo es “estrechar la mano”. Establecer un contacto y cosechar lo que has plantado en el mundo virtual.


7. El personal branding no es vestirse siempre igual.
Quizás pueda ayudar a fijar tu imagen en los demás. Pero si no le añades a tu look un contenido, te arriesgas a ser interpretado sencillamente como una persona descuidada…alguien que tal vez no tiene cuidado de su higiene personal. ¡Cuidado!


8. El personal branding non es un color elegido por casualidad.
Si quieres asociar un color a tu marca, no deberías elegirlo solo según tu gusto. Echa un vistazo a la psicología de los colores. Cada color comunica algo diferente.


9. El personal branding non es un logo o una imagen corporativa.
Logo y imagen corporativa son importantes manifestaciones visuales de tu marca personal. Facilitan su visibilidad, su percepción y difusión. Pero por si solas, no dejaran huella. Hay que combinarlos con aportación de valor añadido


10. El personal branding non es coaching.
Un asesor en personal branding no debe motivarte. No debe “empujarte más allá”. No inventa nada. Solo debe potenciar tu autoconocimiento e impulsar tu percepción. Se trabaja con lo que tenemos, no con lo que se desearía tener.


11. El personal branding non es marketing.
O por lo menos no es solo marketing. Hacer personal branding de una manera seria quiere decir, ante todo, iniciar un camino de autoconocimiento. Aclarar tu foco, tus fortalezas y debilidades. Solo después de esta fase podrás “empezar con el marketing”, desarrollando estrategias y estudiando tu nicho.


12. El personal branding non es egocentrismo.
La valorización de tu marca personal puede pasar solo dentro de marcos colectivos. Alguien aislado no puede sobresalir, ni destacar su singularidad sin relacionarse con los demás.


13. El personal branding non es autobombo.
Humildad. Discreción. Educación. Aportación de valor. Deja que sean los demás los que digan cuanto valor tienes. Alardear crea distancia y afecta la relación de confianza con tu audiencia.


14. El personal branding no está reservado para las estrellas.
Todos somos una marca. Todos podemos (y deberíamos) gestionarlo. No dejes que estrellas grandes y pequeñas, puedan influir en tu camino. No hay que imitarlas. Puedes estudiar sus estrategias y tomar sugerencias para desarrollar tu ruta, pero acuérdate que cada uno tiene su historia, sus valores y su audiencia. Sigue tu camino y llega a tu logro.


15. El personal branding non es mentir.
La sinceridad es fundamental para conseguir confianza. Intentar mostrarse como algo diferente de la realidad, inventando competencias y logros, tarde o temprano destruirá el valor de tu marca. Solo es cuestión de tiempo.


Seguramente este listado no está completo. Míralo y dime qué piensas. Avísame si tengo que incluir otros conceptos. Porque el personal branding es también cooperación y constante confrontación.

 

Marco Tomasone

 

 

Lascia un commento